jueves, septiembre 13, 2018

Vacaciones en el Algarve

Septiembre otra vez y ya está aquí la Semana de la Movilidad, que hoy comienza con una agenda repleta de actividades. Pero antes de contaros todo lo que han organizado, dejadme volver al verano y a las vacaciones que pasamos en el Algarve portugués.

Calas de ensueño en el litoral
Digo portugués por decir algo, porque todo lo que nos rodeaba era inglés. Y es que a los británicos les encanta este lugar para pasar las vacaciones, y la libra esterlina domina los restaurantes, los bares (típicos pubs ingleses, con sus pintas y sus partidos de fútbol) y las urbanizaciones, como la que estábamos, Monte Paraíso. El apartamento era más que perfecto, y hasta los ingleses de la piscina eran educados.

Las vistas desde el apartamento
Calas hay infinitas y cada una más bella que la anterior. Eso sí, suspenden en accesibilidad. La mayoría tenían complicadas escaleras de acceso, rampas imposibles, y algunas hasta cuerdas y escaleras. La más cercana al apartamento, Praia Paraiso, era una de las más bonitas.

Praia Paraiso, un ídem
También la playa de Carvoeiro, el pueblo en el que nos encontrábamos, era muy pintoresca. Aunque son las calas más famosas del Algarve las que más turistas recogen. Son la Praia de la Marinha y la de Benagil. En la primera hay dos zonas de arena, y otra de rocas, y hasta una cala escondida a la que se accede por un pasadizo secreto.

La zona de rocas de la Praia de la Marinha
La de Benagil es muy conocida por unas cuevas a las que se puede acceder en barco, o nadando. Nosotros fuimos así y como se nos olvidó la funda hermética para el móvil no pudimos hacer fotos. Pero si buscáis en google "Benagil gruta" veréis que merece la pena la visita.- Serán unos 10 minutos nadando, más fácil si vas con gafas y tubo, y el resultado es mejor que en barco porque los de los barcos no entran en la cueva. Si el agua no es lo tuyo, desde la misma playa salen los barcos en distintas modalidades y precios de excursión.

Las chicas en Benagil, las grutas están a la izquierda
Además de la playa y la piscina, también andamos bastante. En Carvoeiro está la zona del Algar Seco, un paraje con aire "espacial", o lunar más bien, que lo hace especial, un laberinto de rocas esculpidas por el mar. Otro paseo interesante es el de los Promontorios, desde Carvoeiro hasta Ferragudo. Un paseo de unos 7 kilómetros por todo el litoral en el que puedes asomarte a acantilados de vértigo.

En los acantilados

Valeria escalando por el Algar Seco

Otro lugar con encanto es Ponte da Piedade. Para visitarlo hay que ir a Lagos, y desde allí está muy indicado el camino. Se trata de un faro y unas formaciones rocosas que pueden visitarse también en barco o kayac. Nosotros hicimos la excursión a pie, al atardecer, pues es el mejor momento del día para visitarlo. Las rocas tienen una tonalidad dorada y el contraste con el agua hace un paisaje precioso.

Toda la family en Ponte de la Piedade
En definitiva lo hemos pasado muy bien. Y hemos cargado las pilas, que es lo que hacía falta. Y ya en Valencia os dejo con el programa de la Semana de la Movilidad.  Actividades para niños y mayores, el día de la bici, el día sin coches, y charlas y debates interesantes. Empieza hoy con la inauguración de una exposición dedicada al tío Pepe, activista veterano y vecino del barrio del Cabañal. No os la perdáis! 

lunes, junio 04, 2018

Premio. Festival Internacional de Cinema Ciclista

Del 19 al 22 de abril, tuvo lugar RUEDA, Festival Internacional de Cinema Ciclista en Valencia. y participamos con la ayuda de muchos amigos en un Concurso a través de Instagram, y por supuesto ganamos.


Iñigo y Maria colaborando en el Premio

Con esta foto tan auténtica, se ganó el Concurso, reuniendo más "likes" que ninguna.
Hoy he recogido el premio en la tienda-taller de bicis VUELTA DE TUERCA. Un casco, un bidón y una hermosa camiseta con el logo del Festival.

Gracias a la organización del Festival, a la tienda VUELTA DE TUERCA, y como no, a todos los amigos que me votasteis.


Contento y orgulloso con mis premios.

viernes, mayo 25, 2018

Ruta ciclista 2018. Aragón y Cataluña.

La ruta de este mayo 2018 transcurre por 5 provincias, las tres provincias aragonesas además de Tarragona y Lérida. 

1º DIA: REUS-TORTOSA. Ruta Wikiloc. 112, 65 km.

Una ruta larga, de 112 km, saliendo de Reus y recorriendo parte de la Reserva Natural de Llaveria y de las Montañas de Tivissa y Vandellós.
De Reus puedo resaltar las bondades de su famoso vermú, y del coqueto bar-restaurante-museo donde lo probamos. Y, por supuesto, sus edificios modernistas. 


Bar-Museo del Vermú, esperando con ansiedad nuestras bebidas y aperitivos


Una de las numerosas fachadas modernistas.

Durante el resto del día de ruta, tuvimos niebla, que restaba posibilidad de ver los bellos paisajes, pero le daba cierto toque bucólico a la carretera.


Carretera desierta y con niebla.


En Tortosa nos encontramos con el Padre Ebro.

2º DIA. TORTOSA-ALCAÑIZ. Ruta Wikiloc. 103, 34 km.

Los 103 km que unen estas dos localidades la realizamos principalmente a través de las vías verdes denominadas: Baix Ebre y Val del Zafan. 



El principio de la Vía Verde continuamente a la vera del Río Ebro

El ferrocarril del Val de Zafán, es un proyecto que nunca funcionó completamente. La idea era unir San Carlos de la Rápita con la Puebla de Híjar, en Teruel.
La prolongación hasta Tortosa se logró únicamente en 1942, y este tramo se realizó en la Guerra Civil, teniendo esta linea un papel muy importante en la definitiva Batalla del Ebro. Gran parte de los obreros que realizaron la última parte de las obras fueron prisioneros republicanos.


Cuando dejamos el Río nos introducimos en la Sierra 

En el Congosto de la Canaleta iniciamos la parte mas espectacular a través de túneles y viaductos por lo que es importante llevar luces en la bicis, ademas de herramientas y cámaras de repuesto.


Pinchazo resuelto sin problemas

En Valdeargorza termina la vía verde, y tomamos un pista con un poco más de dificultad debido al firme de la misma, que nos lleva hasta Alcañiz.


La plaza de España de Alcañiz

3º DIA.ALCAÑIZ-FRAGA.Ruta Wikiloc. 98,53 km. 

Ya en Aragón comienza la ruta de la zona agrícola por excelencia del bajo Aragón, que pasa de la zona de olivares y almendro a cientos de hectáreas plenas de melocotoneros, perales y cerezos en secano.

De Alcañiz llegamos a Caspe por la nacional 211, con bastante  tráfico y buen arcén. En el km 47 tomamos la tranquila A1411 que no llevará hasta Mequinenza y su enorme pantano, así como la unión de dos importantes ríos que provienen del Pirineo : El Cinca y el Segre.


Rio Segre o Rio Cinca, ahi está el dilema

Despues de pasar el  embalse de Mequinenza o Mar de Aragón,  que es un embalse del Rio Ebro que se encuentra en la provincia de Zaragoza, y tras dejar atrás las desembocadura de los ríos Segre y Cinca, nos dirigimos a Fraga.


FRAGA y el Rio Cinca pleno de agua

4ºDIA: FRAGA-ESPLUGA DE FRANCOLI. Ruta de Wikiloc.92,55km.

El dia empezaba subiendo, ya que Fraga  se encuentra solamente a 118 metros de altitud, y debemos subir a Ulldemolins con una altitud de 770 metros. 



5 ciclistas, orgullosos de la ascensión.

La jornada se presenta tranquila y por supuesto realizamos uno de los habituales avituallamientos de la ruta .


Huevos fritos con jamón, un clásico almuerzo de la élite ciclista

Nuestro objetivo era visitar antes de llegar a Espluga de Francoli, el Monasterio de Poblet. Se trata de una abadía cisterciense, panteón real de la Corona de Aragón, hasta su extinción en el sigo XV y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991.


Entrada a la iglesia y al propio Monasterio

La visita merece la pena, asi que pagamos nuestra entrada y realizamos una rápida pero interesante visita.




El claustro del Monasterio, una de las maravillas que se pueden observar


5º DIA. ESPLUGA DE FRANCOLI-REUS. Ruta Wikiloc,70,31km

Tambien este ultimo día de ruta, empezamos subiendo ya que teníamos que ascender a 1054 metros en las Montañas de Prades, antes de llegar a la localidad con el mismo nombre


Jesús, camino de Prades


La carretera sube que te sube

Y en Reus, terminó la ruta de cinco amigos ciclistas que lleva 18 años, realizando estos viajes, y esperamos poder seguir haciéndolos muchos más.



domingo, abril 22, 2018

Abril y Mayo son meses ciclistas

La primavera altera los pedales y Valencia se llena de bicicletas para celebrar el fin de este invierno tan lluvioso y frío, tan distinto a los anteriores. Para celebrarlo, desde distintas asociaciones ciclistas se han preparado eventos con la bici como protagonista. Este fin de semana se ha estado celebrando el Rueda Valencia, un festival de cine que se ha puesto en marcha en el marco de la celebración del Día de la Bicicleta, el pasado jueves.

La foto es del instagram de Isma, dadle me gusta que igual gana un concurso!
Viernes y sábado se han proyectado pelis en el Espacio OFF, ayer mismo estuvimos viendo un cortometraje español - Makkina - de la directora Ariadna Cambronero, que relata la trayectoria del medallista paralímpico Juanjo Méndez. Para quedarte asombrado de la capacidad de este hombre sobre la bicicleta. Y un documental italiano, Contromano, centrado en dos talleres de bicis con dos propietarios muy diferentes y a la vez parecidos. Muy interesante.

Durante el día de hoy habrá una gran fiesta de clausura  en el Centro del Carmen. Actuaciones musicales, sorteos, actividades para niños, retos locos, expositores y proyecciones infantiles, hasta las 20.30 horas.

Pero la cosa no acaba aquí, y es que el próximo mes se celebra en Valencia el Congreso "La bicicleta y la ciudad", del 16 al 20 de mayo y el III Encuentro de Mujeres Ciclistas, el 19 y 20 de mayo.  Echad un ojo a su página web, pues hay actividades para todos los públicos y muy interesantes. Valencia, ciudad ciclista!!



sábado, abril 07, 2018

Pedaleando de Villena a Valencia

Os contamos hoy una ruta que hemos hecho siguiendo las indicaciones de la página Cicloturismo en la Comunidad Valenciana, que desde ya os recomendamos. La ruta va desde Villena, en la provincia de Alicante, hasta Valencia. A la ciudad alicantina llegamos en tren, en un media distancia de Renfe que sale muy temprano, a las 7.10 de la mañana, pero que te deja en Villena a las 8,20, una hora perfecta para pedalear.

En la Estación del Norte, tan temprano que es de noche

Nuestras bicis bien acopladas en el tren

Villena, 8:20 de la mañana
La ruta del día es realmente bonita. Salimos de Villena dirección a Beneixama, por una carretera secundaria, muy apropiada para bicis. Aprovechamos la llegada al pueblo para almorzar un poquillo en la plaza de la iglesia.

En Beneixama

Tras el almuerzo, comienza la parte más exigente de la ruta: el puerto del Moro. Es un puerto de unos 7 kilómetros con porcentajes de pendiente de hasta el 11%. 

El perfil del Puerto del Moro te lo ponen para animar
Cada kilómetro te lo van marcando con su desnivel y su porcentaje, pero eso sí las indicaciones llegan hasta el kilómetro 5, después pasas el límite provincial entre Alicante y Valencia y ya no hay más señales. Incomprensible!

El próximo al 11%


Lo mejor del puerto es que no hay nada de tráfico
Una vez arriba todo es bajar hasta Fontanars dels Alforins. A partir de ahí entramos en una zona de viñedos espectacular, que los amigos de Cicloturismo llaman "La toscana valenciana". Yo no he estado nunca en la Toscana, pero esta zona es realmente bonita: bodegas, caseríos, y la uva por todas partes.
Cielo y mucha vid en la Toscana valenciana
Seguimos nuestro camino hacia Moixent y Vallada, donde paramos a comer de menú, muy bien por cierto, en el restaurante Saez, ya que estamos desfallecidos. Y en pocos kilómetros más llegamos a Xàtiva, donde vamos a quedarnos a dormir.

El Castillo de Xàtiva bien vale una visita
Xàtiva es una ciudad con mucha historia y eso se nota en sus calles y sus palacetes, además del Castillo, del Antiguo Hospital, La Seu, ermitas, iglesias y la casa natal del papa Alejandro VI. Nos alojamos en una casa rural preciosa, la Bellver, que tiene tres habitaciones cada una más bonita que la anterior. Tras un baño relajante salimos a pasear por esas calles tan especiales.

Callejeando por Xàtiva
Al día siguiente nos esperaba un desayuno riquísimo, con tarta de manzana incluída, y con fuerzas renovadas salimos a pedalear. La ruta del segundo día transcurre entre naranjos y pasa por distintas poblaciones. La primera, a unos 7 kilómetros de Xàtiva, es Manuel.

El carrer de la Font, en Manuel
De Manuel y siguiendo el camino de naranjos llegamos a La Pobla LLarga. Todo el camino vamos siguiendo las indicaciones de la Vía Augusta, en color celeste, que coinciden con el llamado Camino de Santiago del Levante, en blanco y rojo.
Las señales celestes de la Vía Augusta


La Iglesia de la Pobla Llarga
De la Pobla Llarga llegamos a Alzira, pasando antes por Carcaixent. No dejamos los naranjos, y vemos que algunos los protegen tanto que los cubren con unas mallas, suponemos que para que no les ataquen los parásitos.
En Alzira

Con los naranjos protegidos
Tras atravesar Algemesí, almorzamos en Benifaió y pasar Almussafes, llegamos por fin a la Albufera y a Silla. Desde ahí a casa ya sabemos el camino. Los tracks podéis seguirlos en el wikiloc de Ismael: el de Villena a Xàtiva, con 88 kilómetros de recorrido; y el de Xàtiva a Valencia, con 76 km. Dos días de ruta y muchas cosas que ver en un recorrido precioso. Muy recomendable.

lunes, marzo 19, 2018

De visita en Mainz y Koblenz

Nos hemos escapado unos días a Alemania, y hemos visitado un par de ciudades pequeñas, Mainz y Koblenz, siguiendo el curso del río Rin  - o como ellos lo llaman, el Rhein. Un río majestuoso que en Koblenz se une al río Mosel formando un famoso rincón alemán, el Deutsches Eck.

A un lado el Mosel, y al otro el Rhein
Tanto Mainz como Koblenz están relativamente cerca del aeropuerto de Frankfurt-Hahn, un pequeño aeropuerto en medio de ninguna parte al que vuela nuestra aerolínea favorita, la Ryanair. Desde el aeropuerto funciona una red bastante completa de autobuses que lo unen con distintas ciudades cercanas: Mainz, Koblenz, Heidelberg, Luxemburgo y, por supuesto, Frankfurt, de la que la separan 125 kilómetros.Con uno de esos autobuses nos desplazamos a Mainz, el primero de nuestros destinos.

Paseando por un muy invernal Mainz
Todas las bibliotecarias del mundo saben donde está Mainz porque al estudiarse el tema de Historia del Libro siempre salía esta pequeña ciudad. Y es que Johannes Gutenberg nació aquí, en esta pequeña ciudad, y aquí tuvo la grandiosa idea de la imprenta. Así que el espíritu de este inventor invade la ciudad y sus calles.

El señor  Gutenberg, supongo.
En Mainz encontramos un importante museo con el nombre del impresor que recorre la historia del libro en tres pisos, incluyendo dos ejemplares de su famosa Biblia, que tienen guardadas y expuestas en una caja fuerte. También hay demostraciones de como se imprimía en la época, con una imprenta hecha a imagen y semejanza de la de Gutenberg.

Aquí podéis ver la primera página de la famosa Biblia
Después del museo, nos fuimos a dar un paseo por la ciudad vieja. La catedral de San Martín es, desde luego, impresionante, más aún su claustro gótico. En su plaza encontraremos un animado mercado tres días a la semana. Cerca de la catedral puedes dar una vuelta por el Kirschgarten, un paseo por el pasado que nos lleva a ver las casas más antiguas de la ciudad.

En la plaza, con la Catedral al fondo
En la zona del Kirschgarten
Otra iglesia muy bonita que se puede ver en Mainz es la de St. Stephan, famosa por unas preciosas vidrieras que diseñó Marc Chagall. Si además coincide con el ensayo del organista, como fue nuestro caso, la experiencia es casi mística.

Subiendo a St. Stephan
Las famosas vidrieras (falta la música)
Nos gustó mucho Mainz. Es muy alemana y tradicional, en los bares y en la comida. Resulta muy cómoda para visitar pues es pequeñita y está todo a mano. Nos alojábamos en el hotel Königshof, cerquita de la estación, y desde ahí caminando se llegaba a todas partes. Y en todas partes veíamos libros! Hasta en un armario por la calle, te podías coger gratis!

Estaban ahí, al alcance de cualquiera
Después de Mainz nos fuimos a Koblenz en tren. Allí tuvimos que sacar el gorro, la bufanda y los guantes, ponernos todos los jerseys que llevábamos y más que hubiéramos tenido. Y es que la temperatura bajó considerablemente. Pero eso no nos impidió visitar la ciudad.

En la estación de Mainz

Koblenz es aún más pequeña que Mainz. Volvimos a coger el hotel cerca de la estación, desde donde también salía el autobús que nos llevaría de vuelta al aeropuerto. En este caso era el Hamm. La señora del hotel nos explicó un paseo muy bonito por toda la orilla del rio Rhein. Desde luego debe serlo, en verano. Ahora lo hicimos muy deprisa, con ganas de llegar al teleférico para meternos a cubierto.

Ni en el teleférico me quité el gorro
El teleférico te lleva a una fortaleza - Ehrenbreitstein - convertida en museo de distintos tipos - militar, arqueológico, fotográfico - situada en una colina. Las vistas que te permite la visita - tanto desde el teleférico como desde la propia fortaleza - merecen mucho la pena.
Las vistas desde la fortaleza de las uniones de los dos ríos.
Deutsches Eck, la esquina de unión, está presidida por la estatua del emperador alemán Guillermo I, que fue destruida durante la 2ª guerra mundial y reconstruida e inaugurada de nuevo en 1993.

Con el emperador Guillermo
El casco antiguo - la catedral, la plaza principal - son bastante bonitos aunque si queréis que os diga la verdad lo que más vimos fue los bares de la zona. Y es que no estamos acostumbrados a tanto frío!! Tanto hizo que a la mañana siguiente amaneció nevando. Menos mal que cogimos el autobús para venirnos a Valencia, que ya no teníamos más jerseys!

Bailando bajo la helada
Vámonos pa España, Pepe!!

Alemania nos gusta mucho, pero más en verano!! aunque tiene su encanto esta visita invernal, vista desde Valencia.