jueves, junio 21, 2007

Vuelta a casa

Brilla la luz del día Porque voy a regresar A esa ciudad del norte Donde yo empecé a jugar.

Me he levantado cursi hoy, como mi colega Elbé- :). He estado unos dias en Zaragoza, y por unos días he cambiado mi papel de madre por el de hija, he vuelto a la casa de mis padres, a dormir con mi hermana, a respirar el olor de mi ciudad (es curioso que la mayoria de los recuerdos entren por la nariz). Decía Max Aub que uno es de donde hizo el bachillerato, en mi caso estuve en Zaragoza hasta los 21, asi que por más años que pase en Valencia todavía me entra morriña cuando callejeo por Zaragoza.


También tuve ocasión de pedalear por el casi único carril bici de la ciudad, el de Via Hispanidad – Romareda – Ciudad Universitaria. Como mi hermano pequeño se mueve en bici, me la dejó con su caja de fruta incluida, y me paseé por el carril, bastante transitado por cierto. Hasta me dio tiempo de entrar al campus, pasar por mi exfacultad, e imaginarme que trabajaba en la flamante Biblioteca de Humanidades, molaba bastante.


Me comenta mi hermano que aunque el carril bici brilla por su ausencia, excepto el tramo que comentamos; que ahora con las modernidades de la EXPO 08 se supone que ampliaran; y que él suele cruzar la ciudad por calzada…afortunadamente en Zaragoza los coches circulan despacio todavía, como buena ciudad de provincias, se respetan los pasos de peatones, y hasta que el semáforo no está verde no arrancan los coches, asi que es bastante tranquilo por ese lado.

Como estamos en la semana zaragozana una recomendación musical: El galgo rebelde . (aquí, su myspace, donde podéis escucharlos)- El Galgo es un grupo de históricos del panorama musical zaragozano. En sus filas esta Paco, ex Niño Gusano, Enrique de Distrito 14, Jesus López de John Landis Fans y Club Eléctrico., y algunos mas. Yo los escuché en casa de unos amigos, me he comprado el disco (titulado igual que el grupo, editado por JUNK), y lo estoy escuchando últimamente. Me gustan mucho las canciones, las letras, y los arreglos, y, bueno, que espero que os gusten.

Vienen a tocar este viernes 22 al Matisse, así que será una buena oportunidad de disfrutarles en directo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón con los olores y los recuerdos, todavía recuerdo cuando venia de mi Teruel, y la brisa cambiaba al llegar a la estación del cabañal llena de olor a cañas y a humedad, snifff...

Muy chulo el enlace. Me ha gustado sobre todo "un mundo incierto" del galgo rebelde, habrá que pasar por Matisse.


Inibi-incierto

Toupeiro dijo...

No se me ocurre nada que escribir, saludos mañico valenciana... y un poquito gallega.

Slim dijo...

un pouquiño solo...

Cosetes de Llum dijo...

Bienvenida mañica!! Yo soy valenciana de pura cepa, y aunque vivo en Valencia cuando voy a mi pueblo (Sueca) , que esta a 30 km. noto ese olor característico; el arroz, la tierra, el azahar, casi me pongo en postura fetal en casda respiración, pero ahora mezclado con algún que otro aire más contaminado...

Zar Polosco dijo...

Lo de los olores a mí también me ocurre.

Yo hice el bachillerato entre Madrid y Valencia. Soy de muchos sitios.

En la Romareda, en la prórroga, en la final de Copa del 96, marcó Superdiós Milinko Pantic de cabeza a pase de Geli. Eran otros tiempos.

Paco fue Niño Gusano a partir de "El efecto Lupa".

Han hecho otro puente para ciclistas camino de Náquera, a la altura del by pass. Es metálico. Lo ofertamos pero no llegamos a hacerlo. Podéis pasar tranquilos por él.

cucumber dijo...

ay!!! Zaragoza!!que relación amor-odio he tenido siempre con ella.
Tantos recuerdos!Tantos olores! incluidos los de la quimica del barrio del mismo nombre y los de la papelera de l barrio de Fer.
Pero al fin y al cabo sera siempre mi ciudad.

Apolonio-de-Rodas dijo...

Hola, en el blog de unjubilado he encotrado esta dirección de un bicicletero maño, te mando el enlace, para que lo cotillees. http://donbiciclote.blogspot.com/
Un beso

checkmate dijo...

Es verdad lo de los olores ¡y los sabores!, la tortilla de patata de mamá es siempre la mejor tortilla de patata del mundo. Y mi casa de Zaragoza huele igual que cuando era niña, huele a Trigo- Vilaseca, a hermanos...
Volver a casa como hija se me hace raro ahora y, a la vez, es la única manera de volver a casa.

Pero mi verdadero hogar está aquí. Bajo del autobús y ya huele a la Jaca de mis amores, y la casa huele a nosotros, a nosotros...

Slim dijo...

gracias apo, ahora le echo una mirada.