domingo, enero 29, 2012

Pedaleando entre naranjos

Teníamos ganas de salir de ruta con nuestro amigo Jaruku, que desde hace unos meses sale casi todos los fines de semana con un grupo de compañeros, y este domingo, desafiando al frío, quedamos a las 9 en la Biblioteca de San Miguel de los Reyes. La ruta tenía parte conocida, el Barranc de Carraixet, aunque en vez de hacer el recorrido por dentro lo hicimos en parte por caminos de huerta, hasta llegar a Bétera, y de ahí, hacia Porta Coeli. Al final nos han salido poco más de 60 kilómetros. Podéis ver la ruta en el enlace de Endomono de Jaruku, aunque para haceros una idea aproximada:

La ruta en azul,  desde Valencia hasta la Calderona
 Salimos con algo de retraso porque al "sherpa" Miguel Ángel no le sonó el despertador, y eso que se puso dos. Asi que tuvimos que despertarle dulcemente con el móvil, y en 10 minutos se plantó en la biblioteca. Vino con tanta prisa que cogió carrerilla, y nada más empezar a pedalear empezó a correr. Yo enseguida ví que tendría que apretar para seguir el ritmo, y acerté. 

Aqui les hice parar un momento para hacerles la foto (¡casi en Bétera!)
Salimos de Valencia por el camino viejo de Moncada, hasta llegar a Carpesa. El camino es por asfalto, pero con apenas coches, y siempre entre naranjos. Atravesamos Carpesa y continuamos hacia Moncada, y de ahí hasta San Isidro de Benagéber. La ruta tiene una ligera pendiente hacia arriba, pero hasta ese momento se lleva muy bien. Es en San Isidro donde nos encontramos con el Barranc, y nos bajamos ya a la tierra. Como yo no acabo de aprender a pedalear con piedras, este tramo se me hace más duro, y además parece que se nota la pendiente más que en el asfalto. Así que enseguida me quedo la última, menos mal que Jaruku se queda a hacerme compañía. Ya llegando a Bétera, en el polígono industrial, cogemos un desvío y durante un tramo volvemos al asfalto, para coger de nuevo camino de tierra ya algo más "domesticado". Al menos sin tanta piedra suelta.

Por aquí se va mejor, sin tanto sobresalto
Los kilómetros se suceden sin darnos cuenta, y empieza a entrarnos hambre. Menos mal que a nuestros nuevos compañeros les gusta tanto almorzar como a nosotros, y tienen pensado dos alternativas. Hace un tiempo estuvieron por la zona almorzando en el Hospital de Porta Coeli, pero esta vez quieren probar suerte en una zona de acampada en la que parece que existe un bar, aunque no sabemos si estará o no cerrado. Para llegar hasta allí, la pista por la que vamos desemboca en la carretera que sube al Monasterio de Porta Coeli, la tomamos hasta que llegamos a un cartel que indica Restaurante a 1 KM.

Aquí ya sólo hablábamos de tortillas y longanizas



 Este kilómetro, buscando la zona de acampada, es realmente precioso, entre pinos enormes, alcornoques, y la tierra rojiza. Y, al fin, llegamos. Encontramos algunas mesas y fuentes, algunos domingueros. Y un cartel que indica el bar restaurante. Al llegar allí nos sorprende la terraza, un rincón de lo más acogedor por el que parece que el tiempo ha pasado sin dejar ninguna huella.

Estirando en la terraza del bar
Pero la pregunta es...estará abierto? y habrá bocadillos de longaniza y tortilla? Y la respuesta es que sí. El interior del bar es como la terraza, tal que un merendero de los años 70. Pero los bocadillos nos saben a gloria, como si hubiésemos retrocedido a nuestra infancia. Tanto es así que nos dan ganas de salir a jugar al parque infantil..y es qué tenía mucho atractivo:

Tuberías y toboganes (no se si estarían homologados)
Lo que sí tenían homologado era el orujo de hierbas, y gracias a su empuje la vuelta a Valencia la hemos hecho volando (yo sin parar de dar pedales, y eso que era cuesta abajo!) Pero ha merecido la pena. La ruta ha sido muy chula, y si no me dolieran ahora tanto las piernas, creo que todo sería perfecto. Si nos dejan, nos apuntaremos más veces, que nos ha encantado el bocadillo oficial, la ruta, y la compañía.

5 comentarios:

Javier dijo...

Qué verbo tan fluido... cómo se nota que eres de letras ;-)

Ha sido una ruta preciosa y en grata compañía, aunque con estos maromos siempre se va al sprint.

Un placer y os esperamos cuando queráis.

Slim dijo...

y tu que rápido eres contestando, como se nota que eres informático.

pues nada, el próximo fin de semana, donde vais? ;-)

Jaruku dijo...

Pues a algún sitio chulo, no muy lejos, con poco tráfico, poco asfalto y a ser posible con pendientes no muy exigentes... ¿conoces alguno?

Anónimo dijo...

Yeeep bikeros!!

Como dice Jaruku eso si es una crónica detallada de los hechos jaja.
Maria/Ismael un placer pedalear juntos...y con el reto también claro.
Manolo dile a Javi que no mire tanto el pulsómetro....la próxima salida se lo quito jaja :-))-

Estoy esperando la calçotada!!

Andrés

cucumber dijo...

Estuvo muy bien la ruta y el grupo.
El Momento: Cuando llegas al bar del tunel del tiempo para almorzar y descubres que esta abierto,percibes que ese era tu destino desde que has empezado a pedalear.