lunes, mayo 15, 2017

Tenía que decirlo

Esta mañana han atropellado a una chica delante de mí. Bueno, más concretamente han atropellado a la bicicleta de Valenbisi que llevaba la chica delante de mí. Aunque la bici se ha llevado un buen golpe, a la chica afortunadamente no le ha pasado nada. Eso sí, la mochila se ha caído al suelo, el móvil se le ha golpeado, y ella, el taxista y las dos bicis que íbamos detrás y que hemos frenado en seco nos hemos llevado un buen susto.

La chica cruzaba sobre un paso de cebra situado en una de las esquinas de la avenida Blasco Ibáñez, en la intersección con la calle Polo y Peyrolón. Los coches salen de la calle hacia la avenida: una intersección peligrosa en el que el coche debe parar y el ciclista mirar. Ni uno ni otro lo han hecho, claro, pero el paso de cebra indica claramente quien tiene la preferencia.

El taxista ha salido de buen rollo. Que si te has hecho daño, que si seguro que estás bien. La chica no decía ni palabra, con el susto que llevaba. Pero yo no he podido resistirme y me he girado hacia el tipo. Es que ahí tienes que parar. Esto es un paso de cebra. Tenía que decirlo. El taxista me ha contestado un poco mal, pero enseguida se ha montado en el coche. Y es que todos alrededor- peatones, ciclistas, y los chicos del supermercado ecólogico -  han comenzado a darme la razón. Y es que lo único que se le ocurre es decirme “Es que no la he visto”. Y a mi me daban ganas de ponerme como Reluca Rusei, la ciclista valenciana harta de los coches. 

Y eso que aquí no nos metemos en nada, que ciclistas, motos, coches y peatones nos organizamos sin pitos ni recriminaciones. Pero los ánimos están calentitos después de una semana horribilis. El jueves nos enteramos de la muerte del tercer ciclista tras el atropello mortal de Oliva, mientras sus dos compañeros siguen graves en el hospital.  En lo que va de año ya han muerto atropellados 19 ciclistas en nuestro país, una estadística que va demasiado rápido. Pero es que este fin de semana de nuevo los accidentes con ciclistas han abierto los telediarios: uno en Tarragona el sábado, dos en Navarra el domingo. Del peligro no se libran ni los profesionales: hace menos de un mes fallecía en Italia Michele Scarponi mientras que el pasado martes Froome fue atropellado en la localidad francesa de Beausoleil (afortunadamente sólo sufrió daños la bicicleta.)

En carretera y en ciudad necesitamos más respeto al ciclista. Para que se nos vea mejor hay que ir bien equipados, con luces de seguridad si es por la noche, prendas reflectantes, y la bici con buenos frenos. Un casco no puede faltar, obligatorio si vas por carretera. Que ninguna estadística te pare.

1 comentario:

El Impenitente dijo...

Y Nicky Hayden. Suma y sigue. La racha es tremenda. Para pensárselo.