domingo, abril 10, 2016

El Barranco de Agua Negra y la Cueva del Estuco

Una de las cosas que más me gustan de la primavera es salir al monte y envolverme con los olores y colores de la naturaleza en todo su esplendor. Si la semana pasada nuestras botas nos llevaron a la Sierra Calderona, este sábado nuestro amigo Pedro y su compañero Pepe "Panetes" nos llevaron a la de Espadán, en Castellón, un parque natural que destaca por poseer la mayor masa de alcornoques de toda la Comunidad Valenciana. 

La ruta que nos prepararon es circular, de unas tres horas y media de duración, y atraviesa la llamada joya de la Sierra de Espadán: el barranco de Agua Negra. La excursión se completa con la visita a la Cueva del Estuco, una escondida maravilla de la naturaleza.

En Espadán se respira mejor

La ruta parte de la Fuente de la Calzada, a 4 kilómetros de Algimia de Amonacid. Nada más salir el sendero sube bastante vertical y ayuda a que entremos en calor. Llegamos a un corral derruido y continuamos por la derecha por un sendero que nos bajará hasta el barranco de Aguas Negras (por el de la izquierda regresaremos a la vuelta). El Barranco es espectacular: la vegetación nos rodea y nos encontramos lirios salvajes, helechos, cerezos en flor y pinos carrascos. Nos acompaña el agua en tono oscuro, que da nombre al barranco.

Cruzando el barranco nos encontramos agua, aunque no tanta como nos gustaría
En algunos puntos de la ruta encontramos pistas que nos indican que esto fue antiguo camino, marcado y construido por el hombre. Algunos puntos conservan el empedrado y en otros vemos pequeños muros de piedra hechos para facilitar el paso. Hasta encontramos unas escaleras tan perfectas como las de El Corte Inglés.

Subiendo hacia la pista
Al final de las escaleras se llega a una pista donde vemos la señal que marca el inicio del barranco: casi es el único cartel señalador que hemos visto en todo el recorrido.

Para empezarlo desde aquí
Desde ahí cogemos la pista a la izquierda y vamos caminando hasta la Fuente de la Parra, donde podemos beber y descansar un rato. La pista se recorre fácilmente, entre alcornoques y pinos, con las vistas a los picos de la Sierra.

Con Pedro y Pepe, el guía
Pasamos un corral derruido y seguimos la pista hasta encontrar la senda que nos llevará a la Cueva del Estuco. No está señalizada, así que recomiendo que sigáis nuestro Wikiloc o algún otro que encontréis en la red (o que llaméis al Panetes para que os lleve ;-). El agujero de la cueva es desde luego impresionante: aunque parece más difícil de lo que es.

A punto de bajar

Impresiona!!
El primer tramo te ayudas con dos cuerdas con nudos para poder hacer la bajada segura. Es imprescindible llevar linternas (frontales mejor), porque de inicio apenas tiene visibilidad. La temperatura dentro es agradable, así que no hace falta ir muy abrigados. Nosotros dejamos las chaquetas fuera, junto a las mochilas, en un rincón de la entrada de la cueva.

El interior es sencillamente espectacular. Os dejo unas fotos, aunque creo que no hacen justicia:




La visita ha merecido la pena. Para volver, bajamos de nuevo a la pista y la continuamos hasta que nos encontramos las indicaciones hacia el Nevero. En ese punto dejamos la pista y tomamos un sendero hacia abajo que nos guiará hasta el corral en el que iniciamos la ruta y almorzamos en la Fuente.

Llegando al corral

A almorzar! bonita palabra
 Después de la comida nos tomamos un café en Aín, uno de los más bonitos pueblos de esta Sierra. El final perfecto para una excursión perfecta. Volveremos!

Aín, un pueblo que merece una visita más larga

5 comentarios:

Ana Patricia Trigo Vilaseca dijo...

Muy bonita la excursión pero a mí no me lleva esas pruebas ni loca y muy bonita tu sobrecamisa María

Ana Patricia Trigo Vilaseca dijo...

Quería decir a esas cuevas bajando con esas cuerdas

Ana Patricia Trigo Vilaseca dijo...

Quería decir a esas cuevas bajando con esas cuerdas

Slim dijo...

jajaja ya , ya. Bueno podemos hacer el paseo por el Barranco, que es muy bonito.

Antonio | pérgolas bioclimáticas dijo...

Que chulada, y la tengo muy cerca que vivo en Tarragona. Me la apunto, ojalá pueda hacerla.. Me llama mucho la atención la bajada con cuerda..